Sustentabilidad + Impacto Social

Para nosotros como Errante, ser autosustentables es la única opción de existir.

Sol, agua y paisaje son los elementos que hacen de Errante un lugar lleno de vida y en constante transformación. El Refugio fue orientado para aprovechar la energía del sol en su máximo potencial y para captar el agua del Río los Bronces, el cual desciende por la cara norte de la Isla Navarino y ha sido declarado uno de los más puros del mundo.

Errante fue construido con materiales locales y regionales, principalmente en base a la madera de la Lenga por su disponibilidad y especial belleza y calidez, trabajada por nosotros mismos con amor, en el lugar.

Innovando en hábitos hoteleros

Hoy estamos construyendo el invernadero Errante y una planta de tratamiento de aguas residuales. Para nosotros como equipo, ser autosustentables es la única opción de existir y por lo mismo reusamos y reciclamos toda nuestra basura. Nuestro abastecimiento de energía eléctrica es autónomo en base a energías renovables no convencionales y nuestra polí­tica es disminuir al máximo los consumos energéticos innecesarios, utilizando mejores tecnologías y enseñando a ser más eficientes en nuestros hábitos hoteleros.

El Equipo Errante + Una construcción Colaborativa

JORGE CAROS

Cirujano – Dentista de profesión, quien se ha desempeñado por más de 7 años en el Sistema Público de Salud en las localidades de Puerto Williams y Punta Arenas, atendiendo a las personas de los lugares más aislados de la Zona. Ha presentado proyectos de atención de salud en lugares remotos y aislados, como encargado y ejecutante, contribuyendo a la concepción, construcción y desarrollo del proyecto de Errante, el hotel ecológico – autosustentable al final del mundo.

Durante el año 2014 realizó el Diplomado en Innovación y Emprendimiento de la Universidad Católica.

Es también socio fundador y presidente de la asociación de Guías de Cabo de Hornos desde el año 2011 hasta el año 2016, donde se desarrollaron varias actividades comunitarias, cursos de montañismo, escalada y primeros auxilios en la comuna de Cabo de Hornos.

Hoy, su foco principal es seguir potenciando a Errante, y a la vez trabajando en actividades de turismo aventura, trekking, kayak y mountain bike.

 

 

CONSTANZA PORTUS

Cirujano-Dentista de profesión, quien se ha desempeñado en el Sistema Público y Privado por varios años hasta que el encanto de la isla Navarino la hizo trasladarse a la Región, su nuevo hogar en este indómito rincón del País. Se incorpora al proyecto Errante, el Ecolodge Autosustentable al fin del mundo, un proyecto lleno de aventuras y desventuras desde la construcción a la puesta en marcha y administración. De forma paralela, ha gestionado y trabajado tanto en proyectos de atención dental en lugares rurales de Magallanes como en proyectos deportivos de escalada, montañismo y también culturales, asociados al cine documental. Hoy cursa un Diploma de Emprendimiento y Administración de Empresas en la Universidad de Chile para continuar potenciando los proyectos creados y por crear, creyendo en el turismo como una actividad económica equitativa y sustentable.

Hoy, su foco principal es seguir potenciando a Errante, y a la vez trabajando en actividades de turismo aventura, trekking, kayak y mountain bike.

 

 

LOCALES Y VOLUNTARIOS

En este proyecto han colaborado voluntarios de distintas partes del mundo que llegaron a la Isla gracias al Trekking de Dientes de Navarino y luego permanecieron con la intención de ayudar en la construcción de Errante y conocer esta mágica Región. El primer contacto con los voluntarios fue en 2014 a través  de la plataforma Couchsurfing, donde se trabajó en conjunto pegando el piso de piedra y terminando exteriores. Ya en los siguientes años, gracias a Workaway, recibimos a nuevos voluntarios (hoy amigos) de distintas partes del mundo que nos ayudaron con pasión, paciencia y talento en las terminaciones de Errante y también en la atención de turistas: desde colaboración de logística, hasta ayudantes de guía y cocina, compartiendo también en distintos encuentros de música y talleres de montañismo que hemos desarrollado en el Refugio.