Patagonia, sus ancestros e historias para recorridos turísticos

Blog

Además de ser uno de los rincones más prístinos y visualmente impactantes del mundo, la Patagonia tiene una historia fascinante detrás, que, de la mano de los yaganes – sus ancestros y primeros habitantes -, ofrece interesantes recorridos turísticos de cultura pura, tan entretenida como interesante a la vez ¿Cuáles son? A continuación, te contamos.

Turismo en la Patagonia, recorridos con historia

Uno de los aspectos más interesantes cuando se visita un lugar que te enamora, es ir atrás en el tiempo y descubrir cómo fue que todo eso que estás viviendo hoy, llegó a estar de esa forma. Quiénes fueron sus primeros habitantes, cómo vivían, cómo fueron construyendo el pueblo, en qué condiciones se desarrollaban, etc… En ese sentido, la localidad de Puerto Williams es clave dentro de la Patagonia, pues es el último lugar del planeta que tiene contacto con lo urbano y su mayor atractivo histórico – cultural tiene que ver con sus ancestros: el pueblo Yagán.

Cultura Yagan

Los yaganes o yámanas – nómades, canoeros, recolectores y unas de las razas primitivas más antiguas de América – fueron quienes hace unos 6.500 años vivieron en la zona más austral del mundo, ocupando el territorio que hoy lleva el nombre de Puerto Williams, junto con el canal Beagle e Isla Navarino.

La Cultura Yagán es el alma de Patagonia y por lo mismo es importante conocerla, y qué mejor forma que conociendo su territorio, historia y cultura in situ:

Villa Ukika: A sólo 2 kilómetros de Puerto Williams se encuentra Villa Ukika, el lugar en donde vive la última comunidad yagán existente en la tierra. Villa Ukika es un lugar autóctono, que representa la verdadera identidad de Puerto Williams y que, sin duda, HAY que conocer. En Villa Ukika vive un total de 30 familias, entre quienes se encuentra una de los últimos hablantes de la lengua yagán, Cristina Calderón, quien fue reconocida como tesoro humano vivo en el año 2009.

Parque Etnobotánico Omora: está ubicado a 5 km de Puerto Williams. Su mayor riqueza recae en poder apreciar la inmensidad botánica de la zona fusionada con la cultura yagán. Sus paisajes lo hacen un verdadero laboratorio natural para estudiar diversas especies biológicas junto con la ecología de los bosques más australes del mundo. También los procesos y efectos que ha ido teniendo el cambio climático en Cabo de Hornos.

Museo Martin Guisinde: este museo antropológico ubicado en Puerto Williams, fue fundado en 1974 y renovado en 2008. El objetivo del museo es conservar el patrimonio natural y cultural de Cabo de Hornos y el archipiélago fueguino. Podrás disfrutar de colecciones etnográficas, arqueológicas e históricas. También exposiciones permanentes y temporales. Desde cestería Yagán y trenzados tradicionales, hasta emocionantes muestras fotográficas, en este museo podrás empaparte de la historia y cultura yagán.

Bahía Mejillones: es un tesoro patrimonial que se encuentra a 29 kilómetros de Puerto Williams. Es uno de los principales lugares en donde se establecieron los yaganes y en el que hoy se encuentra el Cementerio Indígena, que fue construido entre 1913 y 1916.

Bahía Wulaia: es un sitio histórico en el que se respira la cultura yagán en su máxima expresión ¿La razón? Fue justamente aquí en donde se dio lugar a uno de los asentamientos canoeros yámanas más grandes de la región, y además en donde desembarcó Charles Darwin durante su viaje en el HMS Beagle.

Un lugar que maravilla por su belleza geográfica y natural, siendo un verdadero espectáculo visual. De hecho, su nombre en idioma yagán significa “Bahía Hermosa”. Además, es un sitio arqueológico que ha despertado gran interés científico, pues allí se han encontrado artículos de caza, cementerios, herramientas y conchales de los primeros habitantes yaganes.

Navegación: el principal medio de transporte de los yaganes fue y es la navegación. También es uno de los grandes atractivos turísticos de la zona. No puedes ir al lugar más austral del planeta sin navegar el Canal de Beagle, por ejemplo. Además de ser toda una aventura, contemplar los paisajes que van apareciendo mientras navegas las gélidas aguas de la Patagonia es un regalo a la vista. A través de la navegación podrás conocer, recorrer, explorar y aprender de las costumbres y rutas que hicieron los yaganes.

Ruta Escénica: Te recomendamos realizar sí o sí la ruta escénica, que comprende la ruta principal de la Isla Navarino. Son en total 50 kilómetros bordeando la costa norte de la isla hacia el este de la misma. Tal como lo dice su nombre, la belleza escénica es impactante, y la gracia está en ir parando en ciertos puntos específicos que comprenden hitos de historia y legado cultural de la Isla.

Imagina que a inicios del siglo 19 llegó un joven Charles Darwin para estudiar la evolución de las especies observando y aprendiendo de los aborígenes Yaganes, sin duda, tienen mucho que contar. Hoy, la comunidad Yagán sigue siendo un pueblo vivo y es una cultura que ha sido capaz de mantenerse en conjunto con la naturaleza que la rodea a pesar de los cambios que ha debido enfrentar.